Monthly Archives: 30 de marzo de 2019

La Fundación 3CIN analiza el debate online sobre la relación entre carnes rojas y procesadas y cáncer

40615

Investigadoras del Centro de Estudios para la Ciencia, la Cultura Científica y la Innovación (3CIN) han analizado el debate surgido en las noticias online en torno a la polémica relación entre carnes rojas y procesadas y cáncer. Tras analizar casi 2.500 comentarios, señalan que la discusión se desvía en gran medida hacia otros asuntos y que los comentarios no parecen enriquecer el reporte periodístico. El estudio advierte que los comentaristas se basan en su experiencia personal y en estereotipos para rechazar la evidencia científica.

Internet ha facilitado nuevas dinámicas para la interacción entre medios de comunicación y públicos. En el caso de los diarios de información online, la posibilidad de realizar comentarios a las noticias constituye una de las principales herramientas. “El lector ha pasado de ser una figura pasiva, cuyo papel se limitaba a leer una información que le era ‘impuesta’ por el periódico que compraba, a ser una figura activa: puede no solo buscar y seleccionar la información que le interese en Internet, sino también interactuar con ella comentando, compartiendo en redes, valorando o incluso creando sus propios contenidos”, recuerdan Cristina González Pedraz y Ana Victoria Pérez Rodríguez, autoras del trabajo.

En el caso de los comentarios realizados a noticias online, constituyen además una interesante fuente de datos para los investigadores en el campo de la comunicación, ya que permiten conocer la respuesta de los usuarios sobre determinados temas. En este caso, se analizó el debate online generado por un asunto de gran controversia en los últimos años, como es la relación entre carnes rojas y procesadas y cáncer.

El 26 de octubre de 2015, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), entidad ligada a la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer los resultados de una revisión de estudios científicos en torno a la posible carcinogenicidad del consumo de carne roja y carne procesada. El grupo de trabajo que realizó el informe, constituido por 22 expertos de 10 países, catalogó el consumo de carne roja como “probablemente carcinógeno” para los humanos y la carne procesada como “carcinógena”, una asociación que se observó, principalmente y en ambos casos, en el cáncer colorrectal.

“Se trata de un asunto muy cercano a los ciudadanos, ya que se cuestiona unos hábitos dietéticos muy arraigados entre la población española, lo que ha producido una amplia discusión a nivel social, político y económico”, subrayan las investigadoras, quienes han tratado de caracterizar este debate online mediante el análisis de 2.394 comentarios registrados en noticias sobre la relación entre carnes rojas y procesadas y cáncer en elpais.com.

Un debate desvirtuado

Los resultados de la investigación, publicada en la revista ‘El Profesional de la Información’, señalan que el debate es en gran medida respetuoso, a diferencia de otros trabajos que advierten de la importante presencia de comentarios fuera de lugar en los diarios online. Pese a ser un debate en general ‘educado’, la narrativa periodística “no parece verse enriquecida por las aportaciones de los lectores, quienes no contribuyen a generar una versión más completa del reporte periodístico ya que los argumentos que se esgrimen no están fundamentados en fuentes complementarias a las aportadas por el periodista o en otros datos de interés”. El trabajo registra que solo en el 12,45% de los comentarios se observa una documentación por parte del usuario.

Uno de los resultados más destacados del análisis es que el 73,31% de los comentarios se aparta de la noticia y se centra en un debate paralelo en torno al veganismo y su filosofía que termina fagocitando la discusión sobre la relación entre carnes rojas y procesadas y cáncer. “Los comentaristas parecen utilizar el contenido de una noticia como excusa para discutir sobre otros temas”, precisan las investigadoras, quienes añaden que, entre aquellos que sí debaten sobre el contenido de la noticia, se observa una clara polarización en el discurso, así como argumentos y opiniones homogéneas a ambos lados de la balanza.

En este sentido, las investigadoras subrayan cómo la mitad de los comentaristas hace caso omiso a las fuentes expertas y se apoya en su experiencia personal y en estereotipos, sin ningún fundamento, para cuestionar los argumentos científicos. “Los comentarios se usan como medio de contestación científica, que en gran medida se sustenta en la simple negación de la evidencia”, señalan.

El estudio tiene importantes implicaciones en cómo el público comprende y se apropia de los principales problemas científicos y sanitarios del momento. No obstante, las investigadoras advierten que es necesario profundizar más en los efectos negativos que pueden tener los comentarios no fundamentados y las opiniones mal informadas sobre problemas científico-sanitarios en el resto de los lectores.

Referencia
González-Pedraz, C., & Pérez-Rodríguez, A. V. (2019). La salud en el debate online: análisis de comentarios sobre carnes rojas y procesadas y cáncer en elpais.com. El profesional de la información (EPI), 28(2). https://doi.org//10.3145/epi.2019.mar.11

El Barrio del Oeste de Salamanca acoge la exposición ‘Abstraídos’, que une ciencia y arte en la calle

IMG-20190329-WA0014

Abstraídos es un proyecto de divulgación científica inaugurado hoy, 29 de marzo de 2019, en el Barrio del Oeste de Salamanca. Su propósito es unir arte y ciencia en la calle por medio de esculturas que plasman conceptos científicos y los acercan a la ciudadanía. La Fundación 3CIN lanza esta iniciativa con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y en colaboración con investigadores de la Universidad de Salamanca, profesores y alumnos de escuelas de arte y la asociación vecinal ZOES.

El trabajo de los científicos inspira obras artísticas diseñadas por alumnos de la Escuela de Arte y Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Salamanca y de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Zamora que serán exhibidas durante un mes, entre el 29 de marzo y el 29 de abril de 2019, en dos ubicaciones del Barrio del Oeste: Plaza del Oeste y Calle Gutenberg.

El propósito de Abstraídos no sólo es contribuir a incrementar el conocimiento de la sociedad en materias científicas, en particular, de algunas líneas de investigación que se desarrollan en la Universidad de Salamanca, que celebra su VIII Centenario, sino también conseguir que la ciudadanía se sienta partícipe. Por eso, el público podrá elegir a través de internet su obra preferida (http://3cin.org/abstraidos/las-esculturas/), votos que serán ponderados junto con la deliberación del jurado para elegir una instalación artística ganadora.

Los investigadores pertenecen a diversas ramas del conocimiento: geología, física, botánica, historia y neurociencias.

Las cinco propuestas

Isabel Manrique, científica del Instituto Hispanoluso de Investigaciones Agrarias (CIALE), estudia los procesos de germinación de las semillas y su trabajo ha quedado reflejado en la obra Observation Botanique, realizada por la escuela de Salamanca por un equipo de alumnos liderados por el profesor Gerardo González.

Gabriel Gutiérrez Alonso, del Departamento de Geología, estudia los procesos geológicos que dieron lugar a las grandes cadenas montañosas actuales. En su trabajo es importante la datación de los minerales, algo que trata de plasmarse en la obra 4.500 Millones (de años), también realizada en Salamanca.

El trabajo de Alicia Segurado, del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCYL), ha dado lugar a tres obras distintas agrupadas bajo el título de Miradas. Su investigación se centra en la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), un problema de la retina que, junto con otras patologías de la visión se muestran al público por medio de estas esculturas, en particular, la que han realizado los alumnos salmantinos liderados por la profesora Ana Pablos.

Sara Casamayor Mancisidor, investigadora del Departamento de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología, ha estudiado el papel de las mujeres mayores en la antigua Roma, un rol que queda reflejado en la obra Vetula (fragmento).

Por último, Carlos Hernández García. Grupo de Investigación en Aplicaciones del Láser y Fotónica (ALF), es experto en pulsos de luz láser. Los científicos los pueden controlar y darle forma, lo que sitúa este trabajo en la vanguardia de tecnologías como las comunicaciones ópticas y el almacenamiento de datos, tal y como ha querido plasmar la escuela de Zamora, con el profesor Iván del Arco a la cabeza, por medio de la obra Vórtices de luz láser.

El Barrio del Oeste como escenario

El Barrio del Oeste se ha convertido en los últimos años en abanderado del arte y la vanguardia en Salamanca, con diversas actuaciones culturales y una intensa agenda que favorece el acercamiento de una parte del turismo que visita el centro de la ciudad. Por eso, es el mejor escenario para acoger un proyecto como Abstraídos con el apoyo de la asociación vecinal ZOES.

A su vez, la Fundación 3CIN, referente de la divulgación científica con iniciativas como la agencia de noticias científicas DiCYT (Agencia Iberoamericana para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología, www.dicyt.com), impulsa Abstraídos como parte de su labor como Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UUC+i) gracias a la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

Jurado y premios

El jurado, presidido por el ex secretario de Estado de Universidades e Investigación Miguel Ángel Quintanilla, e integrado por profesionales relacionados con la ciencia, el arte y la divulgación científica, tiene como misión valorar tanto el proyecto científico como el trabajo artístico de cada pieza y sobre todo tener en cuenta cómo se ha plasmado la investigación en la escultura, incluyendo aspectos como la creatividad, el valor didáctico, la ejecución técnica, el valor estético y la adaptación al espacio urbano de cada obra.

El premio para el ganador está dotado con 2.000 euros que serían repartidos a partes iguales entre los artistas y los investigadores que hayan participado en el equipo cuya instalación artística resulte vencedora, teniendo en cuenta no sólo la decisión del jurado sino también el voto popular. En caso de que no coincidan, se otorgará una mención especial al trabajo mejor valorado por el público. Asimismo, también está previsto que pueda haber alguna mención especial a la contribución de las jóvenes científicas que participan, con el objetivo de visibilizar y familiarizar al público y los participantes con el destacado papel que muchas investigadoras han tenido en la generación de conocimiento, reivindicando sus capacidades y creando referentes identificables para las futuras generaciones de científicas e ingenieras.

IMG-20190329-WA0015

IMG-20190329-WA0017

Los investigadores de la Universidad de Oviedo se forman en RRI con el apoyo de 3CIN

IMG-20190321-WA0000

La Universidad de Oviedo ha acogido hoy el curso ‘¿Qué es la RRI?’, en el marco de sus actividades de formación continua para el profesorado universitario 2018-2019. La actividad, organizada por la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) de la Universidad, ha contado con la participación de la gerente de la Fundación 3CIN, la Dra. Ana Victoria Pérez, quien ha impartido parte de esta jornada teórico-práctica.

Tal y como detallan los organizadores del Curso, la Investigación e Innovación Responsables (RRI, Responsible Research and Innovation) es el término que emplea la Comisión Europea para agrupar una serie de conceptos transversales que afectan la relación entre ciencia y sociedad. Dichos conceptos se concretan en seis ejes fundamentales: gobernanza, ética, igualdad de género, libre acceso (open access), participación ciudadana y educación científica.

La correcta incorporación de dichos conceptos en las propuestas científicas que se presentan a las diferentes convocatorias ha demostrado ser un elemento determinante para la elegibilidad de las mismas, independientemente del área de conocimiento en el que se enmarquen los diferentes proyectos.

Con el objetivo de dar a conocer el concepto, el curso ha contado con exposiciones teóricas, actividades prácticas de aplicación y asesoramiento por parte de los ponentes. Además de Ana Victoria Pérez, han intervenido Julia María Álvarez Gutiérrez, del Clúster de Biomedicina y Salud de la Universidad de Oviedo; Gema Martínez Rodríguez, de Cooperación bibliotecaria de la misma Universidad de Oviedo; e Itziar Ahedo Raluy, de su Unidad de Cultura Científica (UCC+i). La actividad ha contado con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).