La Fundación 3CIN analiza el debate online sobre la relación entre carnes rojas y procesadas y cáncer

40615

Investigadoras del Centro de Estudios para la Ciencia, la Cultura Científica y la Innovación (3CIN) han analizado el debate surgido en las noticias online en torno a la polémica relación entre carnes rojas y procesadas y cáncer. Tras analizar casi 2.500 comentarios, señalan que la discusión se desvía en gran medida hacia otros asuntos y que los comentarios no parecen enriquecer el reporte periodístico. El estudio advierte que los comentaristas se basan en su experiencia personal y en estereotipos para rechazar la evidencia científica.

Internet ha facilitado nuevas dinámicas para la interacción entre medios de comunicación y públicos. En el caso de los diarios de información online, la posibilidad de realizar comentarios a las noticias constituye una de las principales herramientas. “El lector ha pasado de ser una figura pasiva, cuyo papel se limitaba a leer una información que le era ‘impuesta’ por el periódico que compraba, a ser una figura activa: puede no solo buscar y seleccionar la información que le interese en Internet, sino también interactuar con ella comentando, compartiendo en redes, valorando o incluso creando sus propios contenidos”, recuerdan Cristina González Pedraz y Ana Victoria Pérez Rodríguez, autoras del trabajo.

En el caso de los comentarios realizados a noticias online, constituyen además una interesante fuente de datos para los investigadores en el campo de la comunicación, ya que permiten conocer la respuesta de los usuarios sobre determinados temas. En este caso, se analizó el debate online generado por un asunto de gran controversia en los últimos años, como es la relación entre carnes rojas y procesadas y cáncer.

El 26 de octubre de 2015, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), entidad ligada a la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer los resultados de una revisión de estudios científicos en torno a la posible carcinogenicidad del consumo de carne roja y carne procesada. El grupo de trabajo que realizó el informe, constituido por 22 expertos de 10 países, catalogó el consumo de carne roja como “probablemente carcinógeno” para los humanos y la carne procesada como “carcinógena”, una asociación que se observó, principalmente y en ambos casos, en el cáncer colorrectal.

“Se trata de un asunto muy cercano a los ciudadanos, ya que se cuestiona unos hábitos dietéticos muy arraigados entre la población española, lo que ha producido una amplia discusión a nivel social, político y económico”, subrayan las investigadoras, quienes han tratado de caracterizar este debate online mediante el análisis de 2.394 comentarios registrados en noticias sobre la relación entre carnes rojas y procesadas y cáncer en elpais.com.

Un debate desvirtuado

Los resultados de la investigación, publicada en la revista ‘El Profesional de la Información’, señalan que el debate es en gran medida respetuoso, a diferencia de otros trabajos que advierten de la importante presencia de comentarios fuera de lugar en los diarios online. Pese a ser un debate en general ‘educado’, la narrativa periodística “no parece verse enriquecida por las aportaciones de los lectores, quienes no contribuyen a generar una versión más completa del reporte periodístico ya que los argumentos que se esgrimen no están fundamentados en fuentes complementarias a las aportadas por el periodista o en otros datos de interés”. El trabajo registra que solo en el 12,45% de los comentarios se observa una documentación por parte del usuario.

Uno de los resultados más destacados del análisis es que el 73,31% de los comentarios se aparta de la noticia y se centra en un debate paralelo en torno al veganismo y su filosofía que termina fagocitando la discusión sobre la relación entre carnes rojas y procesadas y cáncer. “Los comentaristas parecen utilizar el contenido de una noticia como excusa para discutir sobre otros temas”, precisan las investigadoras, quienes añaden que, entre aquellos que sí debaten sobre el contenido de la noticia, se observa una clara polarización en el discurso, así como argumentos y opiniones homogéneas a ambos lados de la balanza.

En este sentido, las investigadoras subrayan cómo la mitad de los comentaristas hace caso omiso a las fuentes expertas y se apoya en su experiencia personal y en estereotipos, sin ningún fundamento, para cuestionar los argumentos científicos. “Los comentarios se usan como medio de contestación científica, que en gran medida se sustenta en la simple negación de la evidencia”, señalan.

El estudio tiene importantes implicaciones en cómo el público comprende y se apropia de los principales problemas científicos y sanitarios del momento. No obstante, las investigadoras advierten que es necesario profundizar más en los efectos negativos que pueden tener los comentarios no fundamentados y las opiniones mal informadas sobre problemas científico-sanitarios en el resto de los lectores.

Referencia
González-Pedraz, C., & Pérez-Rodríguez, A. V. (2019). La salud en el debate online: análisis de comentarios sobre carnes rojas y procesadas y cáncer en elpais.com. El profesional de la información (EPI), 28(2). https://doi.org//10.3145/epi.2019.mar.11