La Fundación 3CIN trabaja en nuevas herramientas para evaluar actividades de divulgación científica desde el enfoque RRI

image001

En los últimos años, con la incorporación de la línea ‘Ciencia en Sociedad’ en los diferentes programas europeos de investigación y, en España, desde la declaración en 2007 del Año de la Ciencia, el número y la variedad de las actividades de comunicación y divulgación científica ha crecido exponencialmente.

Pese a que las exigencias de calidad, eficacia y eficiencia de las acciones de divulgación son cada vez mayores, existe una carencia de metodologías e indicadores fiables para la evaluación de los resultados obtenidos por estas actividades que permitan obtener un análisis mucho más profundo, más allá de los datos meramente cualitativos.

Con el objetivo de contribuir a paliar este vacío, un equipo de investigadores de la Universidad de Burgos (UBU) y de la Fundación 3CIN (Centro de Estudios para la Ciencia, la Cultura Científica y la Innovación) ha puesto en marcha el proyecto ‘Evaluación de actividades de divulgación desde el enfoque RRI. Una propuesta metodológica a partir de un estudio de caso: Hiperbaric Challenge’, que ha sido financiado en la última Convocatoria de ayudas para el Fomento de la Cultura Científica, Tecnológica y de la Innovación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

El trabajo, dirigido por la investigadora Silvia Ubillos, directora del Área de Psicología Social de la UBU, tiene como objetivo la construcción de una guía metodológica que permita a los responsables de las actuaciones de divulgación evaluar, cuantitativa y cualitativamente, el impacto a corto, medio y largo plazo conseguido en función de las diferentes dimensiones de RRI consideradas durante el diseño de la actividad.

La Investigación e Innovación Responsables o RRI (por las siglas en inglés de Responsible Research and Innovation) es un enfoque de trabajo referente en Horizonte 2020, el programa de la Unión Europea para la investigación y la innovación desde 2014. Se trata de un concepto nuevo, con solo 10 años de vida, que busca dar un paso más allá en las relaciones entre investigación, innovación y sociedad, integrando un amplio abanico de posibles líneas de trabajo como son la participación ciudadana, el acceso abierto, la igualdad de género, la educación científica, la ética y la gobernanza.

Para evaluar actividades de divulgación científica desde el enfoque RRI, el proyecto plantea la adaptación y puesta a punto de una serie de instrumentos de medida procedentes de otras disciplinas, en concreto, de la Psicología Social, cuya eficacia ya ha sido contrastada en la evaluación de programas sanitarios, sociales y educativos.

Aplicación a Hiperbaric Challenge

La metodología mixta propuesta, cuantitativa y cualitativa, se está aplicando a un caso real, la actividad de divulgación científica Hiperbaric Challenge (HC), que desde hace cinco años vienen organizando dos empresas de ámbito tecnológico, Hiperbaric y Desmasa. HC presenta un desafío a jóvenes de tercero y cuarto de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos de FP Básica, de Grado Medio y Superior de toda España para el diseño, construcción y prototipado de un coche de inercia. Los equipos participantes se dan cita en una competición final que se celebra en Burgos en el mes de junio e incluye la presentación del proyecto y una carrera en el circuito urbano poniendo a prueba sus prototipos ante un jurado.

HC pretende estimular los conocimientos y capacidades científico-tecnológicas de los jóvenes, fomentar su vocación científica, favorecer la participación y el acercamiento de las chicas al ámbito de la ingeniería, acercar a los estudiantes pre-universitarios y de grados formativos al mundo de la innovación, favorecer la adquisición de valores como la excelencia y de destrezas transversales como la capacidad de trabajo en equipo, la gestión de recursos o la comunicación en público.

Teniendo en cuenta estos objetivos, el equipo de investigación evaluará cuatro dimensiones de la RRI: la participación (la proporción de estudiantes participantes y el impacto del programa en la comunidad); la educación científica, la ética y las actitudes y valores hacia la ciencia (la modificación en las vocaciones científicas y tecnológicas, el trabajo en equipo, el incremento de la curiosidad, la capacidad de liderazgo, creatividad, la adquisición o mejora de capacidades transversales, etc.); el género (si existen diferencias en la cobertura e impacto del programa en los estudiantes en función del género), y la ciencia abierta (las dinámicas de trabajo colaborativo, la utilización de recursos abiertos, la proactividad en la generación de materiales y las actitudes acerca del valor del conocimiento abierto).

Para evaluar estas dimensiones a corto y medio plazo, los investigadores realizarán tres test, antes, justo al finalizar y cuatro meses después del concurso, celebrado el pasado 23 de junio. Los test se aplicarán a un Grupo Experimental, compuesto por los jóvenes participantes en HC este año; y a un Grupo Control, formado por otros jóvenes procedentes de los mismos centros, pero no participantes. Para evaluar el impacto en la comunidad, también se han llevado a cabo tres grupos de enfoque con tutores y mentores de los equipo participantes en HC, con padres y madres, y con participantes. Por otro lado, con el objetivo de evaluar el impacto de HC a largo plazo, los investigadores están realizando entrevistas en profundidad a participantes en la primera edición de HC, la de 2014.

En el desarrollo del proyecto participan, además del equipo de trabajo de Silvia Ubillos, el equipo de la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) de la Universidad de Burgos, encabezado por Jordi Rovira; y la Unidad de Investigación de la Fundación 3CIN, dirigida por Ana Victoria Pérez con el apoyo técnico de Cristina González Pedraz. El proyecto cuenta también con la estrecha colaboración de Aitor Vicario Fernández, por parte de Hiperbaric y Desmasa.

Trabajos de comunicación para la reunión de biología molecular de plantas más importante de España

XIV Reunión de Biología Molecular de Plantas

La Fundación Centro de Estudios para la Ciencia, la Cultura Científica y la Innovación (3CIN), a través de la Agencia DiCYT, se encargó de las labores de comunicación de la XIV Reunión de Biología Molecular de Plantas, el evento más importante de España en el ámbito de la investigación de calidad en organismos vegetales, que se desarrolló en Salamanca entre el 4 y el 6 de junio de 2018.

Como en otros eventos de este tipo, la Agencia DiCYT diseñó el logotipo y la cartelería del evento, desarrolló la página web, gestionó las redes sociales, se encargó de contactar con los medios de comunicación, elaboró y distribuyó notas de prensa para informar sobre los aspectos más relevantes del encuentro tanto antes como durante la celebración del mismo y realizó una pieza audiovisual para divulgar contenidos interesantes para la población general.

A esta cita bienal, organizada en esta edición por el Instituto Hispanoluso de Investigaciones Agrarias (CIALE), la Universidad de Salamanca en la celebración de su VIII Centenario y el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA, centro propio del CSIC) acudieron más de 300 expertos. Entre ellos estuvieron algunos de los principales especialistas mundiales en este campo, como Arp Schnittger, de la Universidad de Hamburgo (Alemania), que ofreció la conferencia inaugural, y José Alonso, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (Estados Unidos), que protagonizó la clausura.

Las UCC+i están favoreciendo la visibilidad de la ciencia española en la prensa digital

38552

Un equipo de investigadores del Centro de Estudios para la Ciencia, la Cultura Científica y la Innovación (3CIN), la Universidad de Salamanca y la Universidad de Valladolid ha analizado el impacto de las Unidades de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) españolas en prensa digital nacional, regional y local. El trabajo concluye que estas unidades están favoreciendo la visibilidad de la ciencia española a través de los medios de comunicación, situando estos temas en el debate público y contribuyendo a mejorar la cultura científica de la población a partir del conocimiento aportado por sus expertos.

Aunque algunas oficinas de comunicación de la ciencia llevan más de 50 años trabajando en centros de investigación de Estados Unidos y Europa, son algo relativamente nuevo en el ámbito hispanohablante. En España, en el contexto del Año de la Ciencia 2007, el Gobierno español impulsó, a través de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), la figura de las Unidades de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i). El objetivo fue crear oficinas de difusión de la cultura científica o fortalecer las ya existentes en los centros de investigación españoles, como elementos clave para mejorar la transmisión de los desarrollos científicos y tecnológicos a la sociedad.

En el marco de esta misión, las UCC+i han trabajado en la organización de actividades de divulgación científica de diversa naturaleza y también, desde su concepción, han asumido el trabajo periodístico como una labor fundamental para acercar la ciencia al público en general y aumentar su cultura científica. Así, uno de los principales destinatarios de las acciones de estas unidades son los medios de comunicación, como puente hacia el público en general.

Con el fin de estimar el impacto de estas unidades en la información publicada en los medios de comunicación, los investigadores han buscado noticias protagonizadas por 42 universidades y centros de investigación que cuentan con UCC+i en las ediciones digitales de 18 periódicos de alcance nacional, regional y local. A lo largo de 9 meses, encontraron 3619 artículos a los que se aplicó una metodología cuantitativa y cualitativa.

Además de estimar el impacto, el objetivo fue describir el tratamiento periodístico y ciberperiodístico que realizan los medios digitales y las representaciones de la ciencia y el conocimiento que reflejan.
“La cantidad de información localizada en tan solo nueve meses parece indicar que la labor periodística que realizan las UCC+i llega efectivamente a su destinatario principal, los medios de comunicación y, a través de ellos, a la sociedad, lo que constituye su cometido último”, aseguran los investigadores a DiCYT.

Asimismo, han observado un destacable arraigo de las unidades de cultura científica en su entorno más próximo. El estudio muestra que la ciencia y el conocimiento reflejado en los medios se relaciona íntimamente con las particularidades socioeconómicas del ámbito local de cada centro y que se ha alcanzado un alto grado de especialización investigadora en relación a las mismas. En contrapartida, “se detecta una imagen de la ciencia poco cooperativa en el ámbito nacional e internacional”, subraya el equipo.

En cuanto al tratamiento periodístico, los investigadores establecen una pieza periodística “tipo” en la que aparecen estas entidades: una noticia de alcance local elaborada por un periodista, en la que se menciona una única fuente, viene acompañada de una sola fotografía y no incluye hipertexto.

La visibilidad de los centros, mediada por sus expertos

Por otro lado, los resultados sugieren que los expertos, científicos, investigadores y académicos, los que otorgan una mayor o menor presencia en prensa digital a los organismos de investigación. Sus valoraciones en relación a los temas de actualidad política, social o económica, en torno a sus propios trabajos de investigación, y a las implicaciones de los trabajos desarrollados por otros científicos, son el marco principal de la presencia en prensa de los centros.

En relación al tratamiento ciberperiodístico, solo el 5 por ciento de las piezas periodísticas analizadas incluyó varios recursos multimedia, y tampoco el uso de hipertexto y la interactividad registró resultados significativos. “Existe mucho margen de mejora no solo para los medios sino también para las propias UCC+i en el campo del ciberperiodismo”, sugieren los investigadores.

Finalmente, los resultados del estudio, que ha sido financiado por FECYT, apuntan a que los medios de alcance regional y local, que cuentan con menores recursos económicos y personales, realizan una cobertura más superficial y dependiente de las notas de prensa y las convocatorias emitidas por los centros de investigación.

Referencia
González-Pedraz, C., Pérez-Rodríguez, AV, Campos-Domínguez, E. y Quintanilla Fisac, MA (2018). “Estudio de caso sobre las Unidades de Cultura Científica (UCC+i) españolas en la prensa digital”. Doxa Comunicación, 26, 169-189

La Fundación 3CIN apoya una nueva edición de Pint of Science

Presentación de Pint of Science

La Fundación 3CIN y la Agencia DiCYT colaboran en la celebración de una nueva edición de Pint of Science. Del 14 al 16 de mayo la ciencia vuelve a llenar los bares en un evento que reúne a investigadores y ciudadanos para hablar de ciencia y que se ha convertido en uno de los festivales de divulgación científica con mayor poder de convocatoria de España y en el mundo.

España es este año el país con más sedes de Pint of Science. Este año se celebra en 105 bares de 56 ciudades -15 más que en 2017 – y participarán 730 científicos. Sin embargo, el festival tiene carácter internacional y se celebra en las mismas fechas en 272 ciudades de 20 países de Europa, América, Asia y Oceanía. Los siguientes países con más eventos son Brasil, Francia y Reino Unido.

Impresionante respuesta de Salamanca en el VIII Centenario de su universidad

Salamanca es, probablemente, la ciudad que acoge Pint of Science con mayor entusiasmo, ya que a pesar de su pequeño tamaño celebrará el evento en seis bares de forma simultánea con la colaboración de la Universidad de Salamanca, que además celebra este año su VIII Centenario. En este contexto, la Fundación 3CIN colabora con los organizadores locales en la difusión del evento y en la presentación de las charlas que tendrán lugar en The Holy Cross.

Pint of Science

Un estudio de la Fundación 3CIN desvela los ‘influencers’ de la ciencia en Twitter en España

Diseño sin título

Un equipo interdisciplinar de investigadores de la Fundación 3CIN, la Universidad de Salamanca (USAL) y la Universidad de Valladolid (UVa) ha estudiado la comunicación de la ciencia a través de Twitter en España aplicando, por primera vez, la Teoría de Redes. De esta forma, han podido identificar los usuarios personales e institucionales que están ejerciendo de ‘influencers’ de la ciencia en el país, así como los asuntos científicos que generan un mayor tráfico de mensajes en esta red social.

Tal y como explican los investigadores, el estudio de los principales agentes, redes de comunicación y flujos de información en Twitter aplicando técnicas procedentes de áreas de conocimiento como las Matemáticas o la Computación es un objeto de investigación emergente sobre todo en los ámbitos de la comunicación política, el deporte o el turismo. Sin embargo, hasta el momento no se habían trasladado a la comunicación de la ciencia.

Así, el objetivo principal del equipo fue tratar de medir la cantidad e intensidad de las relaciones que establecen los agentes más productivos de la red, determinar qué tipos de perfiles (se estableció una clasificación de 13 tipos de perfiles personales o institucionales) son los más activos y cuáles son los más retuiteados (los que alcanzan una mayor visibilidad) y establecer cuáles son los temas científicos que centran la atención de los usuarios de Twitter en España. Además, en analogía con la metodología utilizada en el ámbito académico para estimar la relevancia de autores y publicaciones científicas, también han calculado un ‘Índice h’ de popularidad en Twitter.

Para iniciar el estudio, un comité de expertos conformado por seis académicos y divulgadores científicos consensuó una muestra inicial de 50 perfiles de Twitter que destacan por su actividad en la comunicación de la ciencia. Del análisis masivo de las relaciones entre estos 50 perfiles, los investigadores obtuvieron otros 59 usuarios significativamente activos en la red social. A través de la interfaz de programación de búsqueda de Twitter (Twitter Search API), descargaron la actividad de estos 109 perfiles entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2015.

Los científicos, los usuarios más activos

Los perfiles analizados emitieron en ese tiempo un total de 342.296 mensajes, de los cuales 234.854 fueron tuits y 107.189 retuits. Los científicos, con un 37 por ciento de la actividad total, fueron el tipo de perfil más destacado, seguido, muy por detrás, por periodistas (19 por ciento) y medios de comunicación (15 por ciento). Estos tres agentes emitieron el 71 por ciento del total de tuits y retuits objeto de análisis.

En cuanto a los tipos de perfiles más retuiteados, es decir, aquellos que alcanzan una mayor visibilidad, de nuevo científicos (18 por ciento) y periodistas (14 por ciento) alcanzaron unas cifras mayores, aunque en este caso los porcentajes fueron más equilibrados con el resto de agentes. Blogueros (13 por ciento), medios de comunicación (12 por ciento) y divulgadores (10 por ciento) se situaron también entre los más visibles. Asimismo, observaron que diversos eventos de carácter científico o tecnológico son objeto del 10 por ciento de retuits recogidos.

Tal y como apuntan los investigadores, “algunos tipos de agentes son muy eficaces en la comunicación de la ciencia a través de Twitter, emiten pocos mensajes pero son muy retuiteados, lo que les permite obtener una gran difusión y visibilidad”, como es el caso de los divulgadores (2 por ciento de la actividad total y 10 por ciento de retuits), las universidades (menos del 1 por ciento de la actividad total y 6 por ciento de retuits) y de los blogueros (8 por ciento de la actividad total y 13 por ciento de retuits).

Asimismo, subrayan, “el hecho de que los perfiles más productivos sean los personales y no institucionales apunta hacia una nueva hipótesis, y es que disponer de un equipo de márketing o comunicación institucional no parece ser sinónimo de mayor actividad en Twitter, sino que esta depende más de un interés y un compromiso personal”.

Los ‘influencers’ que articulan la red

El equipo también ha identificado los nodos “clave” que articulan la red de la comunicación de la ciencia en twitter, es decir, aquellos usuarios que concentran buena parte del tráfico informativo observado en la red, lo que los convierte en ‘influencers’ y en agentes clave a la hora de garantizar una mayor visibilidad de los mensajes emitidos por el resto de usuarios: los perfiles de @fecyt_ciencia (en rojo en la imagen adjunta), @jmmulet (en naranja), @a_valenzuela (en amarillo) y @aberron (en verde).

Además de estos nodos relevantes, los investigadores han localizado otros nodos “satélite”. El más importante consta de un nodo principal (@fatapuerca) y tres nodos secundarios colindantes (@museoevolucion, @miguelonmeh y @juanluisarsuaga) fuertemente conectados entre sí y con los nodos centrales. “Estos cuatro perfiles son los agentes clave en la circulación de información relacionada con la investigación y la difusión sobre evolución humana y, en concreto, sobre los yacimientos de Atapuerca”, apuntan los investigadores.


Atapuerca, el asunto más comentado

#Atapuerca es el asunto científico mejor situado en el ránking de etiquetas, en el que también se encuentran #SimadelosHuesos y #GranDolina, dos de los yacimientos de la Sierra. No obstante, la mayor parte de los ‘hashtags’ más mencionados tiene un carácter netamente promocional: o bien hace referencia a productos comunicativos (programas de TV, blogs, libros, etc.), o bien a eventos de divulgación (La Noche de los Investigadores, Museum Week, etc.). Asimismo, temas que originan controversia como los transgénicos, el cambio climático, la homeopatía o la asociación entre vacunas y autismo, también han centrado el debate en Twitter en el periodo estudiado.

Finalmente, la fórmula aplicada para medir el ‘Índice h’ de popularidad en Twitter ha permitido a los investigadores obtener un listado de los perfiles cuya producción propia consigue un impacto medio mayor. Un total de 12 perfiles obtiene un ‘Índice h’ significativo: los dos primeros se corresponden con usuarios que se dedican, de distinta forma, a la divulgación científica en la televisión, pero también hay tres medios de comunicación (Muy Interesante, Materia y ABC) y dos blogs (Tapas de Ciencia y Microsiervos). Solo un organismo de investigación, el CSIC, aparece en los primeros lugares.

“El ranking de hashtags más mencionados, el volumen de retuits y los perfiles con mayor ‘Índice h’ apuntan a un uso de Twitter no tanto centrado en la difusión de contenidos y opiniones de corte científico, sino en la promoción de productos y eventos de divulgación”, concluyen los investigadores. El trabajo, que ha sido publicado recientemente en la revista Communication Papers, se enmarca en el proyecto ‘Cultura Científica 2.0: Análisis de contenidos de cultura científica en Twitter’, financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

Enlace al artículo completo: http://ojs.udg.edu/index.php/CommunicationPapers/article/view/386

Unas Jornadas con participación de 3CIN forman a investigadores de la UVa en la divulgación de la ciencia

Dbybuw3XUAA7Ie1

La Universidad de Valladolid, a través de la Escuela de Doctorado (EsDUVa), la Facultad de Filosofía y Letras y la Unidad de Cultura Científica UVadivulga, ha celebrado hoy la primera sesión de las jornadas ‘Hablar de ciencia’ para el asesoramiento y formación del personal investigador en difusión de la ciencia y la tecnología.

Ana Victoria Pérez, gerente de la Fundación 3CIN y directora de la Agencia Iberoamericana de Noticias para la Ciencia y la Tecnología (DiCYT-www.dicyt.com), ha sido una de las expertas que ha trasladado su experiencia en la comunicación pública de la ciencia a los asistentes a la jornada, abierta a personal docente e investigador de la Universidad de Valladolid, a personal investigador en formación, estudiantes, personal docente e investigador del Campus de Excelencia Internacional Triangular E3 y a personas interesadas en la comunicación y la divulgación científica.

Tal y como detalla UVadivulga, el objetivo de esta iniciativa es motivar al colectivo investigador en el interés por la comunicación y la divulgación científicas y dotarle de conocimientos y competencias para que, puestos en práctica, puedan difundir los resultados de sus trabajos y los valores y metodologías en los que se sustenta a través de diferentes acciones de difusión.

En la jornada de hoy, primera de las dos contempladas, se ha mostrado el proceso de producción de informaciones sobre contenido científico y tecnológico, con un recorrido desde su producción en las organizaciones públicas de investigación hasta su difusión a través de los medios de comunicación, con diferentes ejemplos. El próximo viernes, 4 de mayo, se celebrará la segunda jornada, un taller formativo sobre la aplicación de las artes escénicas en la difusión del conocimiento científico.

Más información en: http://ucc.uva.es/actividades/Hablar-de-ciencia/

Apoyo de la Fundación 3CIN al Festival Internacional de Cine Arqueológico de Castilla y León

Ganadores del Festival de Cine Arqueológico. Foto: Coria.

La Fundación 3CIN y su agencia de noticias DiCYT apoyaron por tercer año consecutivo la celebración del Festival Internacional de Cine Arqueológico de Castilla y León, que se celebró en el Teatro Principal de Zamora entre el 6 y el 8 de abril de 2018.

La obra ‘Dos hermanos del mesolítico’, de Puri Lozano y Miguel Sánchez, se llevó el Viriato de Oro que le acredita como ganador en la categoría de documentales. En 50 minutos, narra la historia de cómo se encontraron dos cuerpos en la cueva de La Braña-Arintero, al norte de León, y las investigaciones posteriores que llevaron a determinar que tenían más de 7.000 años de antigüedad y permitieron desvelar por primera vez el genoma completo del ser humano del mesolítico, llegando a ser calificado como “primer europeo”.

El segundo premio de la categoría de documentales y Viriato de Plata fue para ‘m¡AQUÍ!s’, de Lican Esteve (Valencia). En la categoría de cortos, el Viriato de Oro se lo llevó ‘Proyecto MEMOLA – ¿Por qué son importantes los sistemas históricos de regadío?’ (Granada), mientras que el segundo premio fue para Ragnar L. Børsheim, de Noruega, por ‘Hunters and fishers of the north’. El Viriato de Oro otorgado como Premio del Público tras las votaciones llevadas a cabo por internet fue para ‘Hipogeu do Convento do Carmo – Uma história de ouro’, de Sérgio Pereira (Portugal).

El III Festival Internacional de Cine Arqueológico de Castilla y León contó con un total de 25 cortos y documentales procedentes de seis países. Además, contó con proyecciones fuera de concurso y mesas redondas que abordaron la arqueología de la prehistoria y de la Guerra Civil.

El festival está organizado por la Asociación Científico – Cultural ZamoraProtohistórica y, además de con la agencia DiCYT y la Fundación 3CIN, cuenta con la colaboración de Ayuntamiento de Zamora, Teatro Principal de Zamora, Fundación de la Caja Rural de Zamora, Tras las Huellas del Tiempo y Società Friuliana di Archeologia.

Los estudios de la Fundación 3CIN sobre la presencia de las UCC+i en Twitter, en Ciencia en Redes 2018

Ciencia en Redes 2018

Ciencia en Redes, el primer evento de España destinado específicamente a la formación 2.0 en ciencia y tecnología, ha invitado a la Fundación Centro de Estudios para la Ciencia, la Cultura Científica y la Innovación (3CIN) a presentar sus estudios sobre la presencia y el impacto de las Unidades de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) en Twitter.

La Dra. Ana Victoria Pérez, gerente de la Fundación 3CIN, presentará los datos actualizados de la monitorización en Twitter de las 42 UCC+i incluidas en el proyecto FCT-15-10271 financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la tecnología (FECYT) y titulado ‘Impacto de las UCC+i en la visibilidad pública de la Ciencia española: prensa digital y Twitter’.

Ciencia en Redes 2018 se desarrollará a lo largo de todo el día de hoy en CaixaForum Sevilla. Organizado por la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC), es un encuentro eminentemente práctico que se consolida en su séptima edición como referente del debate sobre todos y cada uno de las campos donde el mundo de la ciencia y los científicos pueden aprovecharse de estas nuevas formas de comunicación.

Ciencia en Redes es una jornada formativa destinada a periodistas, investigadores, comunicadores, museógrafos, docentes, profesores e instituciones y empresas dedicadas a la ciencia y el I+D+i. Más información y programa completo de Ciencia en Redes 2018 disponible aquí.

La Fundación 3CIN colabora en #Rompedoras, el evento de la UVa que ha reunido a 440 niñas con mujeres líderes

26348381698_4dd33ce918_z

La Fundación Centro de Estudios para la Ciencia, la Cultura Científica y la Innovación (3CIN) ha colaborado en la organización de #Rompedoras ‘Sueña sin Límites’, el evento promovido por la Universidad de Valladolid (UVa) a través de su Parque Científico celebrado el pasado viernes 9 de febrero en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid.

Enmarcado en el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, #Rompedoras reunió a más de 440 niñas y jóvenes vallisoletanas con 50 mujeres, todas ellas profesionales de alto nivel en ámbitos tradicionalmente reservados a los hombres. El objetivo del evento fue poner fin a los prejuicios laborales, mejorar las perspectivas de carrera de las niñas a largo plazo y mostrar que con esfuerzo, dedicación y talento es posible alcanzar las metas profesionales más altas.

Tras la apertura institucional a cargo del rector de la UVa, Daniel Miguel San José, y de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, se celebró una charla motivacional a cargo de la joven psiquiatra Laura Martín López-Andrade, directora del Centro de Intervención Comunitaria del Hospital Río Hortega de Valladolid, promotora de la iniciativa “La Revolución Delirante” y profesora de la UVa.

La secretaria general de la UVa, Cristina Pérez Barreiro, ejerció de maestra de ceremonias de #Rompedoras, en el que también se desarrollaron mesas redondas con grupos de entre 8 y 10 niñas de edades similares, a quienes las profesionales participantes, en turnos de 10 minutos, explicaron su trayectoria y les trasladaron sus consejos. El evento contó con el apoyo de la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (FUESCYL).

La Fundación 3CIN presenta uno de sus proyectos de investigación en el VI Congreso de Comunicación Social de la Ciencia

Rectorado de la UCO.

La Fundación Centro de Estudios para la Ciencia, la Cultura Científica y la Innovación (3CIN) participa en el VI Congreso de Comunicación Social de la Ciencia que se celebra en la Universidad de Córdoba entre el 23 y el 25 de noviembre. Una de las investigadoras de la Fundación, Cristina González Pedraz, presentará, en una comunicación oral dentro del panel ‘Agentes de la comunicación social de la ciencia’, una parte del proyecto titulado ‘Impacto de las UCC+i en la visibilidad pública de la ciencia española: prensa digital y Twitter’, financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

Diez años después de la creación de las primeras Unidades de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) en los organismos científicos españoles, el trabajo se aproxima a la visibilidad que está obteniendo el trabajo periodístico que realizan estas oficinas en la prensa digital nacional y local.

Tras analizar más de 3.500 piezas periodísticas publicadas en 19 periódicos digitales entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2016, el trabajo sugiere que estas unidades están favoreciendo la visibilidad de la ciencia española, situándola en el debate público y contribuyendo a formar una opinión informada sobre los temas de actualidad, en base al conocimiento aportado por sus expertos.

Casi 400 expertos en comunicación de la ciencia

Organizado por la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) y la Universidad de Córdoba bajo el lema ‘Cultura y Ciencia. Viejos retos, nuevos medios’, el congreso reunirá a casi 400 profesionales y expertos en comunicación, divulgación y promoción de la cultura científica con el objetivo de actualizar la realidad de la comunicación social de la ciencia en España. Además, se debatirá en torno al papel de la comunicación científica en el nuevo modelo de investigación e innovación responsable (RRI).

El encuentro cuenta además con la colaboración de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, la Fundación Descubre, la Organización de Estados Iberoamericanos, el Ministerio de Industria, Economía y Competitividad y la Fundación para la Ciencia y la tecnología (FECYT) y la Obra Social La Caixa.