Antonio Martínez Ron presentó su libro ‘El ojo desnudo’

Antonio Martínez Ron presenta su libro

En un acto organizado por la Agencia DiCYT (Fundación 3CIN) y la Asociación Salmantina de Periodistas (ASPE), el periodista científico y divulgador Antonio Martínez Ron presentó en la librería Letras Corsarias de Salamanca su libro El ojo desnudo el 13 de enero de 2017. La obra realiza un recorrido por buena parte de la historia de la ciencia a través de la visión y de la luz que abarca disciplinas muy variadas, desde la física a la astronomía, y todas las épocas, desde la Antigua Grecia al reciente descubrimiento de las ondas gravitacionales.

“Me encantaría que el lector disfrutara, pero también que se quede con la idea de que las cosas están conectadas entre sí, de lo que ha sido la evolución del conocimiento a través de la visión y a partir de preguntas muy sencillas”, afirmó el autor.

Preguntas tan sencillas como ésta: “Papá, si no lo ven, ¿cómo saben que está ahí?”, frase que pronunció la hija del autor y con la que comienza el libro. A partir de ahí, Antonio Martínez Ron va hilvanando historias de descubrimientos y avances científicos muy relacionados entre sí y que tienen mucho que ver con la información que el ser humano es capaz de recopilar gracias al sentido de la visión, pero también con la que construye a partir de datos que, precisamente, no puede ver con el ojo desnudo.

Antonio Martínez Ron es redactor jefe de Next, la sección de Ciencia de Vozpopuli.com, y colaborador de la revista Quo y el programa Te doy mi palabra de Onda Cero. Participó durante dos temporadas como colaborador del programa Órbita Laika (TVE), también es autor del libro ¿Qué ven los astronautas cuando cierran los ojos?, director del documental El mal del cerebro y creador del podcast Catástrofe Ultravioleta. Además, es responsable de proyectos de divulgación enormemente exitosos, como Naukas.com y Fogonazos.com.

La Fundación 3CIN participa en el congreso ComCiRed 2016

ComCiRed 2016.

La Fundación 3CIN ha participado en la octava edición del encuentro ComCiRed, Comunicar Ciencia en Red dirigido a los miembros de la Red de Unidades de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) y que, organizado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), se ha celebrado este año en Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH) de Burgos los días 24 y 25 de noviembre.

Uno de los objetivos de este congreso es compartir experiencias divulgativas entre instituciones de distintas ciudades y Comunidades Autónomas. Las UCC+i han compartido ideas y buenas prácticas para lograr sus objetivos, que son la comunicación y divulgación de las investigaciones desarrolladas en las universidades y centros de investigación españoles. Además, se han realizado talleres y conferencias de interés en su área de trabajo.

Como invitados, participaron José María Bermúdez de Castro, primer director del CENIEH, y Lars Lindberg Christensen, comunicador de la ciencia y autor de más de 200 artículos y una docena de libros de divulgación científica traducidos a más de diez idiomas.

Cada Unidad presentó su proyecto de divulgación más destacado de 2016 ya sea por impacto, innovación o repercusión mediática y finalmente se eligió al más inspirador. Además, en uno de los talleres paralelos de la tarde de la primera jornada, se analizó cómo elaborar audiovisuales de comunicación científica y su difusión a través de los medios sociales. En el otro, se explicaron técnicas para mejorar la divulgación científica a través de redes sociales para las UCC+i.

En la segunda jornada, se ha presentado un estudio sobre el papel que desempeña la comunicación pública de la ciencia en la gestión de la Investigación e Innovación Responsables (RRI) desarrollado por la Universitat Jaume I en colaboración con FECYT. Asimismo, se ha presentado el proyecto PerCientEx, sobre excelencia e innovación en el Periodismo Científico en España, ideado por periodistas y comunicadores científicos para dar a conocer buenas prácticas de periodismo científico en la prensa digital en España.

El congreso se cerró con una conferencia a cargo de Lars Lindberg Christensen sobre comunicación astronómica en el European Soutern Observatory (ESO).

74 entidades con UCC+i
Actualmente hay 74 entidades con una UCC+i registrada, la gran mayoría de las universidades públicas y privadas y de los Organismos Públicos de Investigación. Estas unidades contribuyen en la actualidad a mejorar e incrementar la formación, la cultura y los conocimientos científicos de los ciudadanos.

El proyecto MEDELCA, trashumancia y divulgación científica

El rebaño del proyecto Medelca.

En el verano de 2016 se desarrolló el proyecto MEDELCA, ‘La Memoria del Camino: Ciencia y divulgación de las primeras rutas pecuarias neolíticas en el Pirineo’, cuyo objetivo fue rememorar el camino de los pastores prehistóricos desde Selgua hasta los Baños de Benasque, en Huesca, acompañando a un rebaño trashumante y a su pastor.

El rebaño alcanzó los pastos de entre 1.500 y 2.000 metros de altitud y pasó junto a la cueva de Els Troc, donde posteriormente se llevó a cabo una nueva campaña de excavación. En esta cueva, ocupada quizá por los primeros pastores trashumantes de la península ibérica, se han exhumado ya más de 20.000 restos de fauna, principalmente de oveja y cabra (más del 80% de los restos), lo que ha dado pie a los científicos a plantear que el inicio de este tipo de actividad económica tan específica, la trashumancia, se realizaba ya desde hace 7.300 años.

MEDELCA es un proyecto coordinado por el grupo de investigación que dirige el profesor de la Universidad de Valladolid (UVa) Manuel Rojo Guerra, con la participación del Gobierno de Aragón, y que está cofinanciado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). La Fundación 3CIN participó en las labores de comunicación del proyecto, que se pudo seguir a través de la web www.medelca.es y de las redes sociales.

Para completar la labor divulgativa, se crearon unidades didácticas en formato digital e impreso para su uso por parte de escolares y de los habitantes de localidades por las que pasa la cañada y Televisión Española (TVE) grabó documentales para el programa ‘La Aventura del Saber’.

Investigadores de la USAL se forman en comunicación pública de la ciencia

Jornada de comunicación pública de la ciencia.

La Fundación General de la Universidad de Salamanca ha organizado el taller “Cómo comunicar la ciencia: comunicación pública de la ciencia vs. comunicación científica”. Esta actividad, impartida por la Fundación 3CIN/UCC+i USAL y que ha tenido lugar en el Edificio de I+D+I, ha sacado a colación las distintas herramientas existentes para facilitar el contacto entre los sectores encargados de la producción de conocimiento y el sector productivo.

Durante el taller los participantes, en su mayoría personal docente e investigador de la Universidad de Salamanca, han tenido la ocasión de ampliar sus conocimientos sobre diversas temáticas. El profesor del Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología Bruño Maltrás ha hablado ‘Del paper a la noticia: Los expertos frente al público’, Ana Victoria Pérez, gerente de la Fundación 3CIN y directora de la Agencia DiCYT, habló de ‘Visibilidad pública y producción científica en el contexto H2020’, mientras de José Pichel, periodista de la Agencia DiCYT, explicó ‘Herramientas y limitaciones en difusión pública de resultados científicos (patentes y embargos)’. Asimismo, se realizaron talleres prácticos sobre televisión y un plan de comunicación para proyectos de investigación.

La organización de esta jornada obedece a la necesidad de mejorar la percepción que los investigadores de la Universidad de Salamanca tienen acerca de las actuaciones de comunicación pública de la ciencia. A su vez, se les proporciona unos conocimientos y competencias que ayudarán a que sus resultados de investigación lleguen de una forma más eficiente a la sociedad.

Esta actividad se encuadra dentro del programa de actuaciones TCUE, gestionado por la Fundación General para implementar en la Universidad de Salamanca el Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa 2015-2017 de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León. Este proyecto está financiado por la Junta de Castilla y León, a través de una subvención directa de la Consejería de Educación con cofinanciación FEDER.

Campus Científicos de Verano 2016

WhatsApp Image 2016-07-29 at 13.41.00

La Universidad de Salamanca acogió del 3 al 30 de julio una nueva edición del Campus ‘Studii Salamantini’ dentro del programa Campus Científicos de Verano 2016 de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y Obra Social “la Caixa”. Organizados en cuatro turnos de 30 alumnos cada semana, 120 jóvenes procedentes de toda España matriculados en 4º de ESO o 1º de Bachillerato durante el curso 2015-2016 conocieron de cerca parte de la investigación que desarrolla la institución académica salmantina.

El objetivo de estas actividades es despertar vocaciones científicas a través del contacto directo con la labor diaria de los investigadores en alguno de los cuatro proyectos que los alumnos han elegido previamente. En esta edición destaca la incorporación de un nuevo proyecto, ‘Biotecnología microbiana: fuente de recursos’, en el que los jóvenes pueden estudiar microorganismos como base del desarrollo de productos biotecnológicos. Otra novedad es que los alumnos del proyecto ‘Biodiversidad: métodos de estudio y su gestión y conservación’ tuvieron la oportunidad de pasar dos jornadas en el Parque Natural del Lago de Sanabria y Alrededores (Zamora) para investigar in situ aspectos relacionados con la fauna, la flora y su conservación.

Las otras dos opciones ya son habituales en el Campus ‘Studii Salamantini’. Por una parte, ‘Inteligencia artificial e inteligencia ambiental’, ofrece a los estudiantes la oportunidad de acercase al mundo de la informática y la robótica en todas sus dimensiones. Por otra, ‘La unidad básica de la vida’ les adentra en el mundo de la biología celular, analizando cómo a partir de la investigación básica se pueden combatir diversas enfermedades.

A partir de estas experiencias, los alumnos desarrollaron un proyecto de investigación en grupo que presentan al resto de sus compañeros al final de la semana. Además habrá diversas actividades comunes, como talleres de comunicación y divulgación de la ciencia, visitas a la ciudad y a la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca y actividades de ocio y tiempo libre. El programa de este año incorpora también una actividad sobre fotografía científica a cargo de Raúl Rivas, profesor del Departamento de Microbiología y Genética de la Universidad de Salamanca, que ganó la pasada edición del certamen nacional de fotografía científica FOTCIENCIA.

Los Campus Científicos de Verano 2016 son una iniciativa de la FECYT y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que cuenta con el apoyo de Obra Social “la Caixa”. En su séptima edición, se celebra en 16 Campus de Excelencia Internacional y Regional, que acogerán a 1.920 estudiantes seleccionados entre los que cuentan con mejores expedientes académicos.

Los alumnos que llegan a la Universidad de Salamanca proceden de casi todas las comunidades autónomas y estuvieron alojados en la residencia Colegio Oviedo. Para la institución académica, que participa por sexta vez consecutiva, este programa supone una gran oportunidad de promocionar sus propios recursos de cara a que los mejores estudiantes conozcan su oferta formativa. La valoración de estas actividades por parte de alumnos y profesores en todas ediciones anteriores ha sido excelente.

En el marco del programa Campus Científicos de Verano 2016, las actividades del Campus ‘Studii Salamantini’ de la Universidad de Salamanca dependen del Vicerrectorado de Atención al Estudiante y Extensión Universitaria y del Vicerrectorado de Investigación y Transferencia y están coordinadas por Ana Victoria Pérez, gerente de la Fundación Centro de Estudios de la Ciencia, la Cultura Científica y la Innovación (Fundación 3CIN), en colaboración con el Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología (eCyT) y la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i).

El congreso BIO.IBEROAMÉRICA 2016 muestra destacados avances en biotecnología

Asistentes al congreso BIO. IBEROAMÉRICA.

El Congreso Iberoamericano de Biotecnología ‘BIO.IBEROAMÉRICA 2016. Biotecnología Integrando Continentes’, congregó en Salamanca entre el 5 y el 8 de junio a más de 600 investigadores de 22 países y de ramas muy diversas, como la agricultura, el medio ambiente, la medicina y la energía. Bajo el marco del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca y con el apoyo de la Fundación 3CIN/UCC+i USAL en labores de comunicación del evento, es la primera vez que se celebra este encuentro, que a partir de ahora será bienal.

A lo largo de cuatro días pasaron por el Palacio de Congresos y Exposiciones de Castilla y León algunos de los máximos expertos en biotecnología de vanguardia, como el estadounidense de origen nicaragüense Pedro Álvarez, que trabaja en nanomateriales que ayudan a la descontaminación de aguas, entre otras cosas. La edición de genes desde el punto de vista de la ética y derecho, el desarrollo del bioetanol y diversas aplicaciones en agricultura y medicina también fueron protagonistas.

‘BIO.IBEROAMÉRICA 2016. Biotecnología Integrando Continentes’ ha sido un encuentro organizado por la Universidad de Salamanca, la Sociedad Española de Biotecnología (SEBiot) y la Sociedade Portuguesa de Biotecnologia (SPTB), con el apoyo de la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería, la Sociedad Colombiana de Biotecnología y la Sociedade Brasileira de Biotecnologia. En la clausura se llevó a cabo la presentación de la nueva Federación Iberoamericana de Biotecnología (FIAMBiot), que agrupa a todas estas sociedades y que será la encargada de organizar los congresos bienales que se han iniciado en esta cita. La siguiente edición será en México en 2018.

Futuros biotecnólogos se acercan al periodismo científico

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La Asociación de Biotecnología de Salamanca (ABSAL) desarrolla durante esta semana un curso de comunicación de la ciencia con la colaboración de la Fundación 3CIN/UCC+i USAL, la agencia DiCYT y el Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca (eCyT). El objetivo de esta actividad es que los futuros biotecnólogos se aproximen al mundo del periodismo científico y la difusión de la ciencia como un elemento más de su carrera profesional.

En una de las intervenciones, Bruno Maltrás, profesor de Filosofía de la Ciencia de la Universidad de Salamanca, habló de la responsabilidad moral de los científicos de que la ciencia tenga un papel en la sociedad del conocimiento y de la necesidad que tienen de “cambiar el chip” cuando pasan de comunicarse entre sí a dirigirse al gran público.

Ana Victoria Pérez, gerente de la Fundación 3CIN y directora de la agencia DiCYT, comentó las diferentes opciones que tienen los investigadores para interactuar con la sociedad. Las posibilidades son muy variadas, por ejemplo: la educación científica a través de la enseñanza; la divulgación que pueden hacer en museos, ferias, eventos y literatura; y los medios de comunicación en sus múltiples facetas.

Carlos Rebato, editor de Gizmodo, explicó algunas claves para escribir con éxito en un blog. “Hay que montar la ola de la actualidad”, afirmó, destacando la importancia de que los temas llamen la atención del público y de hablar de ciencia “de la forma más asequible posible”. A la hora de utilizar redes sociales para difundir el contenido, Facebook y Twitter siguen siendo las más importantes, según su criterio.

Rocío Pérez, periodista de Teknautas, la sección de ciencia y tecnología de El Confidencial, comentó cómo es su trabajo diario, en el que tiene que luchar por llamar la atención del lector, ya que compite con otros medios y con otras noticias de su propio medio. Por eso, abogó por las buenas relaciones entre científicos y periodistas, de manera que cada uno entienda los intereses y condicionantes del otro.

Por su parte, Ángela Bernardo, biotecnóloga que trabaja como periodista en Hipertextual, citó a Kenneth Chang, de The New York Times, y sus tres reglas a la hora de escribir un artículo de ciencia: mejor enviar un solo mensaje, la claridad y la precisión son inversamente proporcionales y es mejor apostar por la primera, y ofrecer el contexto (“big picture”). También hizo hincapié en la necesidad de contrastar las informaciones con otros expertos y de no confundir la divulgación con la información, la auténtica tarea del periodista.

Finalmente, Francisco Javier Alonso, de la Universidad Carlos III de Madrid, explicó las tareas que se realizan en las unidades de cultura científica de la universidades. Además de difundir noticias científicas, se encargan de realizar actividades de divulgación, formación e investigación. Asimismo, destacó la necesidad de medir el impacto que tienen estas acciones de comunicación de la ciencia.

El curso de ABSAL se completa esta tarde con una serie de talleres prácticos en los que los alumnos podrán ponerse en el papel de un periodista y afrontar el reto de comunicar las novedades de la ciencia a un público amplio a través de distintos tipos de medios.

Expertos en nanotecnología se forman en comunicación de la ciencia

wall 1

La Universidad de Salamanca acoge desde hoy, miércoles 27 de enero, y hasta el próximo viernes, día 29, un encuentro de los investigadores involucrados en el proyecto europeo WALL, un consorcio destinado a la formación de jóvenes científicos y la realización de estudios de vanguardia en el ámbito de la nanotecnología. Como primera actividad, los participantes han asistido esta mañana al taller ‘Public engagement in science and technology’, impartido por la Fundación 3CIN/UCC+i USAL, con el objetivo de analizar la importancia de la comunicación pública de la ciencia.

WALL es una de las acciones Marie Curie de la Comisión Europea en su modalidad Initial Training Networks (ITN) y tiene como finalidad avanzar en el campo de la espintrónica. Esta disciplina no solo manipula la carga de los electrones, asunto del que se ocupa la electrónica, sino que también estudia su espín, una propiedad de las partículas subatómicas que está permitiendo desarrollar una nueva generación de dispositivos, por ejemplo, memorias de ordenador, con una mayor capacidad y un menor consumo energético.

El Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Salamanca realiza investigación básica relacionada con este campo del conocimiento, en particular, simulando el comportamiento de dispositivos micromagnéticos, y participa en este proyecto europeo junto con las universidades de Leeds (Reino Unido), Paris-Sud (Francia), Mainz (Alemania) y Turín (Italia), además de empresas. La participación en WALL les ha permitido contratar 11 investigadores durante cuatro años, dos de los cuales realizan su doctorado en Salamanca.

En la jornada de hoy, los participantes han analizado la responsabilidad de los investigadores en la comunicación de la ciencia a la sociedad, así como las herramientas de las que disponen para ello, realizando talleres prácticos sobre medios de comunicación. En el resto del encuentro, podrán en común sus avances y asistirán a seminarios, centrándose en las simulaciones de los dispositivos micromagnéticos.

La Fundación 3CIN participa en ComCiRed 2015

banner_comcired_2015

Por séptimo año consecutivo, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) convocó el encuentro ComCiRed (Comunicar Ciencia en Red), dirigido a los miembros de la Red de Unidades de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i). En esta edición, tuvo lugar en la Universidad de Málaga los días 30 de noviembre y 1 de diciembre de 2015.

Ana Victoria Pérez, gerente de la Fundación 3CIN/UUC+i USAL y directora de la Agencia DiCYT, participó como representante de la UCC+i de la Universidad de Salamanca y presentó la ponencia ‘Cultura Científica 2.0: Análisis de contenidos de cultura científica en Twitter’.

Para los participantes, uno de los objetivos de este encuentro ha sido ampliar la perspectiva de su trabajo diario y conocer qué se está haciendo en otras ciudades y comunidades. Todas las UCC+i, reunidas en pequeños grupos de trabajo, han puesto en común sus proyectos de divulgación más destacados e inspiradores.

Además, con una visión práctica y con el objetivo de mejorar los proyectos, los participantes en el encuentro han tratado de ponerse en la piel de un evaluador de la Comisión Europea, analizando proyectos reales de educación científica y conociendo las principales herramientas para incluir la Investigación e Innovación Responsables (RRI) en sus actividades.

Las II Jornadas #ComunicarCiencia reunirán a periodistas de ciencia y científicos divulgadores

cartel-2015

La Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), junto a la Asociación Salmantina de Periodistas (ASPE) y la agencia de noticias DiCYT organizan las II Jornadas #ComunicarCiencia 2015, que se celebrarán en la Facultad de Comunicación de la UPSA los próximos 25 y 26 de noviembre en el marco de la Semana de la Ciencia de Castilla y León.

Tras la primera edición, la organización de un nuevo evento consolida esta cita como referente del periodismo científico y la divulgación de la ciencia en España. La propuesta trata de unir el mundo de la comunicación y el de la ciencia por el interés de ambas partes y de la sociedad en su conjunto.

En un mundo cada vez más dependiente de los progresos científicos y tecnológicos y en el marco de los países democráticos, es deseable que los ciudadanos estén bien informados sobre cuestiones complejas que atañen a sus vidas (enfermedades, adelantos tecnológicos, alimentación, etc…) y sobre las que deberían tomar decisiones a través de la participación política (cultivos transgénicos, vacunación, energía nuclear, inversión en I+D+i, etc…).

Tradicionalmente, los medios de comunicación españoles le han dedicado escaso tiempo y espacio a la investigación científica y al desarrollo tecnológico y los propios científicos han mostrado escaso interés por ser protagonistas de la actualidad, cultivando el mito del estudioso encerrado en su laboratorio.

Sin embargo, la situación está cambiando radicalmente por interés de ambas partes. De un lado, la profesión periodística sufre una grave crisis en la que busca reinventarse a través de vías como la especialización en la creación de contenidos. La incorporación de secciones específicas dedicadas a la ciencia, la tecnología, la salud y campos similares en los medios tradicionales, e incluso la puesta en marcha de nuevos medios especializados en estas cuestiones pone de manifiesto esta tendencia.

Por su parte, el mundo de la ciencia no ha sido ajeno a la crisis económica y está viendo cómo los logros de las últimas décadas –España ha llegado a ser la novena potencia mundial en publicaciones científicas– corren un grave riesgo, ante la caída de la inversión. Los investigadores se ven en la necesidad de mostrar la importancia de su trabajo en busca del respaldo social y muchos colaboran con los medios o se han lanzado al mundo de la divulgación científica a través de blogs, redes sociales y fórmulas cada vez más originales de acercarse al público.

A esto hay que añadir la sensibilización de la sociedad española hacia este tipo de información. Las encuestas que realiza periódicamente la ‘Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología’ (FECYT) muestran un aumento progresivo del interés del público por estos temas en los últimos años, un público que considera escasa este tipo de información.

El lugar y el momento

Por todo ello, las II Jornadas #ComunicarCiencia 2015 se presentan como una oportunidad para aprender, compartir experiencias y plantear debates sobre la comunicación de la ciencia. La ciudad de Salamanca cuenta con todos los ingredientes para un evento de este tipo, especialmente, un entorno universitario que forma científicos y periodistas, pero también ser la sede de un proyecto periodístico que ha sido pionero en el abordaje de información sobre ciencia y tecnología, la Agencia Iberoamericana para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología, DiCYT (Fundación 3CIN/UCC+i USAL).

Esta agencia, junto con la ASPE, que siempre busca nuevos horizontes para la profesión periodística, y la Facultad de Comunicación de la UPSA, que trata de ofrecer la mejor formación a las nuevas generaciones de comunicadores, ya organizó con gran éxito una primera edición de las jornadas que congregó a periodistas, científicos, estudiantes y público general.

La fórmula se repite ahora con la presencia de científicos divulgadores y periodistas de ciencia que prometen realizar aportaciones tan amenas como interesantes desde diferentes puntos de vista. Además, se lleva a cabo dentro de la Semana de la Ciencia, un evento internacional convertido ya en el más importante acontecimiento de divulgación científica de muchos países del mundo, cuyo objetivo es acercar los protagonistas de la ciencia a los ciudadanos.

MIÉRCOLES, 25 DE NOVIEMBRE DE 2015
17:30 Inauguración
18:00 Laura Chaparro. Periodista de ciencia, medio ambiente y salud. Unidad de Cultura Científica de la Universidad Complutense de Madrid. De la universidad a los medios.
19:00 Antonio Villarreal. Periodista de ciencia de El Español. Ciencia diaria desde un medio digital: el ejemplo de El Español.

JUEVES, 26 DE NOVIEMBRE DE 2015
10:00 José Manuel López. Doctor en Ciencias Químicas de la Universidad de Murcia y divulgador científico. Autor del premiado blog Scientia. Un científico en la blogosfera.
11:00 José Cervera. Biólogo y periodista. Profesor de la Universidad Rey Juan Carlos y activo colaborador de diversos medios de comunicación, entre ellos el programa Órbita Laika de La 2. Cultura contra industria; la pelea por el alma de la ciencia.
12:00 Descanso
12:30 Mesa redonda: el reto de comunicar la ciencia. Los ponentes debatirán sobre las dificultades y oportunidades que presenta el terreno de la comunicación de la ciencia. Modera: José Pichel (Agencia DiCYT).
14:00 Descanso
17:00 Javier Pedreira ‘Wicho’. Fundador del blog Microsiervos. Trabaja en los Museos Científicos Coruñeses y es directivo de la Asociación Española de Comunicación Científica. Microsiervos: cómo montar un blog de éxito sin proponérselo.